7 Vampiros emocionales que te chupan

vampiros emocionales
Hay vampiros que no te sacan la sangre, te extraen la energía y el buen ánimo. Estas son personas que te quitan la felicidad y te bajan la moral y por ello hay que tener cuidado con ellas.  Tal como los vampiros estas personas mantienen los colmillos escondidos hasta que están listas para el ataque y por ello hay que aprender a identificarlas. 

Hace algunos años escribí una nota sobre los vampiros emocionales, en aquel entonces hable de 4 hoy los divido en 7: vampiro necesitado, vampiro mandón, vampiro narcisista, vampiro criticón, vampiro aprovechado, vampiro fantasma, vampiro celoso o controlador.  Demos un vistazo a cada uno de ellos:

vampiros emocionales

Vampiro necesitado

Aquí esta Doña Dolores, la Señora Quejas, la señorita Inocencia y otras. Estas personas siempre necesitan algo de ti, ya sea algo material o tu tiempo. Claro que todos necesitamos de un amigo que nos escuche y algunas veces que nos ayude.

El problema con estas personas es que usan sus problemas para ganar afección; inconscientemente quieren lastima en lugar de amor. Es un vampiro porque algunas veces te acosan, otras te sientes culpables y en general te abruman con sus necesidades. Es bueno ayudar pero ten cuidado que no tomen de ti más de lo que tú puedes o quieres dar. Lee más sobre el vampiro necesitado

Vampiro mandón

Estas son personas que quieren mandarte, ya sea dándote consejos, manipulándote o dando órdenes. Hay muchas personas mandonas pero todo tiene su límite.

Vampiro narcisista

Este es uno de los vampiros más peligrosos porque generalmente es encantador. Estas son algunas de las chicas en el grupo de bellas en la escuela o el chico que atrae a muchas. Pero los narcisistas pueden estar en todas partes, les gustan las posiciones que las personas admiran como Pastor, actor o político. Algunas hacen mucha caridad.

Los narcisistas no son necesariamente malas personas pero necesitan constante alabo y admiración y si no se salen la suya no son muy agradables.  En realidad son encantadores solo para atraer pero no es que en realidad lo sean, son personas inseguras y temerosas que si no reciben aprobación no se sienten bien.  Los narcisistas no hacen feliz a nadie, son personas egoístas que intentaran manipulación y control. Ten cuidado con este vampiro sobre todo si es tu novio, cámbialo si puedes. Son incorregibles. Lee más sobre el vampiro narcisista     

Vampiro criticón

A estos es fácil identificarlos porque critican constantemente. Critican con buenas intenciones y con malas intenciones, pueden causar dolor y problemas. A veces sus críticas son sutiles otras son ataques de celos e inseguridad. Pueden ser entretenidos pero no traen nada bueno.   Lee más sobre el vampiro criticón

Vampiro aprovechado

Estos también son fáciles de identificar. Pueden ser descarados o sutiles. Pero están allí para sacar algo de ti, no porque en realidad les gustes y no esperes mucho de ellos, si no tienes que darles se van.  

Vampiro celoso o controlador    

Este vampiro es muy común y puede incluso ser uno de nuestros padres o hijos o nuestra pareja. Estas personas tratan de controlarte sutilmente y a veces descaradamente.  A veces con manipulaciones psicológicas otras con trucos. Cuídate de ellos porque limitan tu libertad. Aquí están las personas celosas, las personas que solo te quieren para ellos etc.  Lee más sobre el celoso 

Vampiro fantasma o cometa

Estas personas aparecen y reaparecen tu vida. Son personas que te buscan cuando te necesitan. Esto no es necesariamente malo a menos que te afecte. Si hay alguna persona que aparece y desaparece en tu vida ya sea una amiga, una pariente o en el peor caso un novio aprende a conocer que lo más probable es que sean relaciones temporales. No te sientas mal porque no es culpa tuya es un problema de ellos.

No te pongas ajo solo ojo

Los vampiros son personas con problemas o características emocionales. No creas que tú mereces ese comportamiento o que es tu culpa, o que tú tienes que hacer algo diferente. Lo que tú tienes que hacer es protegerte de ellos y aprender a conocerlos.  Pero todos somos humanos y hay que aprender a convivir y alguna vez analizar si nosotros mismos aun sin ser vampiros tenemos algunas de estas características.     Leer más sobre este tema: vampiros emocionales 

Regresar a la portada: lindisima.com
Leer otras notas sobre Crecimiento

No hay comentarios: