3 comidas que es mejor no comer

alimentos malos

Así como hay alimentos que son muy buenos para nuestra salud hay otros que nos pueden causar daños si los comemos con frecuencia. Según estudios hay tres alimentos comunes en nuestra alimentación que es preferible limitar. Estos son los embutidos comerciales, sal en exceso y leche con hormonas.

Embutidos comerciales. ¿Por qué son malos

Los embutidos comerciales como las salchichas, salami, jamones etc. contienen sales de nitrógeno. Estas sales son preservativos para que se mantengan frescos sin necesidad de eliminar tanta agua de las carnes como se hace en los embutidos naturales. Se ha demostrado que estas sales son carcinogénicas o sea que su consumo estimula el desarrollo del cáncer.

No se trata de dejar de comer embutidos sino de comer embutidos tradicionales sin sales de nitrógeno, estos productos son más caros y menos comunes. Y claro esta que el consumo esporádico de los embutidos normales no mata a nadie.

Sal en exceso

Cada día la sal hace nuevos enemigos. La sal en exceso contribuye a la retención de líquidos y con ello a problemas del corazón. La sal en exceso además causa inflamación en los órganos vitales que pueden sufrir de daños por el frecuente abuso de esta.

El problema con la sal es que esta en abundancia en casi todos los alimentos preservados y pre elaborados  porque es un preservante poderoso. Las comidas rápidas son ricas en sal porque a la mayoría de las personas les gusta.   

Debido a que es tan facil consumirla en exceso hay que tratar de leer etiquetas y limitarla.  Lee 5 enemigos de tu busto

alimentos malos

La leche con hormonas

Esta es casi toda la leche normal y sus derivados. La leche que tomamos actualmente no es la misma que tomaban nuestros abuelos, en la actualidad las vacas son forzadas a salir embarazadas cada año lo que no pasa en la naturaleza y para ello se necesita darles hormonas. Además les dan más hormonas para que produzcan más leche.

Las hormonas no se quedan en la vaca sino que pasan a la leche y con ello al consumir la leche y sus derivados nos estamos comiendo las hormonas. Nuestro sistema hormonal natural es muy delicado y es facil causar problemas si tomamos hormonas externas. Se ha demostrado que la leche afecta nuestra piel produciendo o agravando el acne y de igual forma puede afectar otras partes de nuestro cuerpo. No tienes que eliminar la leche por completo sino limitar su consumo y preferirla orgánica o biológica. Leer 4 alimentos que debes incluir en tu alimentación

Regresar a la portada de lindisima.com
Leer otras notas sobre salud