3 Cosas que engordan y no son comida

cosas que engordan

Las claves para adelgazar son bien conocidas comer menos y moverse más. Pero la alimentación y el sedentarismo no son las únicas causas de la ganancia de peso. Hay varios factores que afectan nuestro peso y por ello a veces engordamos cuando estamos comiendo de forma moderada y haciendo un poco de ejercicio. Estas son tres cosas que impiden adelgazar y que nos engordan. 

Contaminación ambiental

Según algunos expertos muchos de los contaminantes en el agua y en nuestra comida contribuyen a que ganemos peso. En parte es porque desajustan nuestras hormonas. Uno de estos contaminantes son los antibióticos contenidos en algunos alimentos de origen animal. Por razones que no se conocen los antibióticos engordan y esta es una de las razones por las que se los dan a los animales, para que engorden rápido.

Los contaminantes químicos que contribuyen a que ganemos peso con muchos entre ellos el BPA que algunos plásticos incluyendo las botellas de agua desprenden en altas temperaturas o con alimentos ácidos.   Leer infusiones para aldelgazar

¿El teléfono engorda? 

Otro contaminante que se cree puede contribuir a la ganancia de peso es el magnetismo que nos rodea de teléfonos y otros aparatos.

Qué hacer

Es imposible protegernos totalmente de estos contaminantes pero comiendo en moderación alimentos de origen animal y si es posible comiéndolos biológicos u orgánicos podemos disminuir los antibióticos. Hay que evitar calentar alimentos en plásticos y tomar agua y refrescos embotellados en exceso. Respecto al magnetismo se cree que algunas plantas como los cactus y las colas de caballo ayudan a neutralizarlo, pero evita dormir con el teléfono al lado.   Leer consejos internacionales para adelgazar 


Hormonas desajustadas

Nuestras hormonas son cruciales en el control de nuestro peso, la forma en la que acumulamos grasa y cuanta hambre sentimos. Una muestra clara de esto es que las mujeres tendemos a ganar peso durante el climaterio y menopausia debido a los cambios hormonales que el cuerpo experimenta.

Las hormonas más culpables de los desequilibrios son la insulina y el cortisol. Controlar estas hormonas es facil para la mayoría de las personas. La insulina se controla consumiendo poco azúcar y pocos alimentos que la contengan. Esto puede sonar difícil pero si se intenta no es tan difícil, yo lo logré y creo que solo se requiere un poco de fuerza de voluntad al principio. Una alimentación baja en azúcar tiene muchas ventajas que van más allá del peso, tiene influencia en nuestro nivel de energía, claridad mental, no sentir depresión y piel más sana y linda, 

El cortisol se controla manteniendo la calma. El cortisol es la hormona del estrés y esta directamente ligada a tener un abdomen abultado.



Regresar a lindisima.com
Leer otras notas sobre adelgazar